BLOG

La alcalinidad del Agua Kangen®.


En mi anterior entrada expliqué con detalle las propiedades antioxidantes del Agua Kangen® y el porqué es la propiedad más importante. En esta entrada voy a explicar porqué el Agua Kangen® es alcalina, las diferencias con otros procesoso de alcalinización de agua y porqué el Agua Kangen® es beneficioso y no presenta ningún peligro para nuestra salud.


Para ello necesitamos saber qué es exactamente el pH y que quiere decir que una sustancia sea ácida o alcalina. Así que vamos a ello...

El pH significa literalmente potencial de hidrógeno. ¿Y para que sirve medir el potencial de hidrógeno? En un líquido medir el potencial de hidrógeno es medir los átomos de hidrógeno H+. Es decir, los átomos de hidrógeno que están desemparejados por falta de electrones para formar una molécula de gas hidrógeno que tiene la siguiente pinta:



(Dos átomos de hidrógeno sólo necesitan un electrón para formar una molécula de hidrógeno gas. Potencialmente pueden compartir un máximo de dos electrones formando lo que se denomina Hidrógeno Activo (H2-) que se origina cuando hay gran cantidad de electrones disponibles, como sucede con el Agua Kangen®, siendo esta molécula altamente antioxidante y aportando energía a nuestro sistema.)



Por lo tanto, cuando tenemos muchos átomos de hidrógeno (H+) desemparejados por falta de electrones nos encontramos con una medición de pH baja (por debajo de 7), lo que significa que tenemos una sustancia ácida. Mientras que cuando tenemos menos átomos de hidrógeno (H+) desemparejados, nos encontramos con una disolución básica o alcalina (por encima de 7). La acidez es corrosiva y generalmente oxidativa porque los átomos de hidrógeno (H+) desemparejados buscan electrones para emparejarse y los van a obtener de la materia orgánica de nuestro organismo. Mientras que las sustancias alcalinas suelen ser sustancias que aportan electrones. De ahí que las pilas o baterías sean alacalinas... Visto esto vamos a ver qué pasa con el Agua Kangen® y el porqué de su alcalinidad.


Como vimos en la anterior entrada, la electrolisis de agua de los equipos de Enagic® van a aportar una gran cantidad de electrones que van a reducir la cantidad de H+ desemparejados formando H2 y H2-. Ademá, va a modificar las moléculas de agua (H2O), disasociando las mismas y obteniendo H2 y H2- + OH-. Esto se puede ver resumido en la siguiente fórmula general sobre la electrólisis del agua:


2H2O + 2e- = H2- + OH-


Tanto la baja concentración de H+ y formación de H2 y H2-, como la disociación de la molécula de agua dejando grupos hidróximo (OH-) libres va a darnos lecturas de pH muy altas (entre 8.5 y 9.5) cuando producimos Agua Kangen®. Además, la misma electrólisis va a hacer que los minerales alcalinos en su forma iónica ( Sodio Na+, Calcio CA++, Potasio K+, Magnesio Mg+, Hierro Fe++) que son esenciales para nuestra homeostasis corporal y que vienen de forma natural en el agua, se concentren en el Agua Kangen®. Ahora quizá entiendas porqué decía en la anterior entrada, que lo importante no es tanto la alcalinidad del agua, sino que sea antioxidante como explicaba en la entrada anterior. Porque es este hecho del aporte de electrones lo que va a desencadenar toda esta reacción siendo la alcalinidad una consecuencia del aporte de electrones a una masa de agua para producir H2 y H2- que es lo que realmente nos va a hidratar y aportar energía, y por lo que el Agua Kange® está marcando una gran diferencia a nivel celular y en la salud de todo aquel que la bebe.


Es muy importante entender ésto, porque así podrás ver que beber agua antioxidante y alcalina por un proceso de electrólisis no tiene ningún efecto adverso o peligroso como algunas personas reclaman en internet. Sin embargo, cuando no es un proceso de electrolisis (aporte de electrones) el que se realiza para alcalinizar el agua, si puede ser riesgoso. Esto es debido a que se agregan sustancias químicas al agua, que efectivamente harán una disolución alcalina, pero que puede ser dañina. Como por ejemplo añadir sosa cáustica (NaOH).